English
Quimioterapia Hipo

Cáncer y el Hipo

Uno de los efectos secundarios menos documentados del cáncer y la quimioterapia es el hipo. Aunque a menudo el hipo no es visto como una aflicción seria, tener hipo puede ser bastante desagradable y, en casos muy serios, conllevar a inhabilidad para dormir, comer, beber, e incluso tomar aire. Antes de ir más adelante en este tema, es importante notar que --especialmente con una aflicción tan seria como el cáncer, ésta página web no pretende servir como asesoramiento médico y que la única persona a la que debes consultar antes de intentar cualquier tipo de tratamiento o diagnóstico es a tu médico o especialista. Habiendo dicho esto, hay una gran cantidad de información por ahí sobre la relación entre el cáncer y el hipo y esta página web fue hecha para resumir y clarificar los aspectos básicos de esa información.

El hipo ha sido documentado como un efecto secundario ocasional de varios tipos de cáncer (así como de sus tratamientos). El hipo como tal puede variar de infrecuente y ligero, hasta severo y continuo; en muchas ocasiones, causando un significativo desasosiego a quienes lo experimentan. El hipo severo y/o crónico es poco frecuente y se encuentra más que todo en pacientes con casos avanzados de cáncer. Las formas de cáncer que han sido asociadas a este efecto secundario son: cáncer pulmonar, pancreático, esofágico, y del colon; así como los tumores en el tronco encefálico y la falla renal. Otras formas de cáncer, así como sus tratamientos, también pueden causar hipo. Hay poca información sobre qué en el cáncer es lo que específicamente produce hipo, aunque el estrés y la ansiedad, la irritación de los nervios frénicos, el reflujo y las complicaciones gastrointestinales han sido citados. Éstas son cosas que también pueden causar hipo en aquellos que no tienen cáncer.

Tratiamentos Contra el Cáncer y el Hipo

Estudios han mostrado que el hipo severo puede ser causado no sólo por el cáncer, sino también por sus tratamientos. Hay quienes creen que el hipo de hecho tiene poco o nada que ver con el cáncer en si mismo pero que, por el contrario, es una “complicación pobremente reconocida de la quimioterapia”. La quimioterapia, los esteroides y otros medicamentos varios han sido mostrados como la causa del hipo en pacientes. La dificultad al lidiar con estos casos es que el suspender la cusa del hipo también detiene el tratamiento como tal.

Los hipos de la quimioterapia pueden ser causados por los medicamentos dados para detener la náusea asociada con éste tratamiento. Dexametasona, Cisplatino, Aprepitant (Emend), Granisetron (Kytril), Ondansetrón (Zofran) y Ramosteron son drogas dadas a menudo a pacientes en quimioterapia que son conocidas por producir hipo. En su mayor parte, cuando el ciclo de medicación se termina los síntomas disminuyen. Detener la medicación es difícil ya que esto conlleva a otros síntomas desafortunados tales como la náusea y el vómito. Si la medicación parece ser la causa hablar con tu oncólogo sobre una reducción en la dosis podría ayudar.

A menudo la quimioterapia puede llevar al reflujo, lo cual en si mismo puede ser una de las causas del hipo. Si el reflujo es un síntoma tal y como el hipo, con frecuencia tratar el primero puede curar éste último. Mantenerse alejado de alimentos difíciles de digerir (tal y como los productos derivados de la leche) y dormir sobre una superficie inclinada pueden ayudar a detener el reflujo. Adicionalmente, muchos medicamentos de venta libre, tales como el Prisolec pueden ser de ayuda. Desde luego, antes de usar cualquier medicación consulta con tu oncólogo. Si el reflujo está presente, muchos remedio caseros para los hipos pueden empeorar las cosas.

Tratando el Hipo en Pacientes Con Cáncer

Hay docenas de medicamentos que se ha demostrado ayudan a aliviar el hipo en pacientes con cáncer. Aunque se están realizando investigaciones para determinar que medicamentos funcionan mejor, aún hay mucho por aprender. La Agencia para la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) ha aprobado tan sólo un medicamento a la fecha para paliar el hipo. Éste fármaco es llamado clorpromazina y fue desarrollado hace más de 50 años (Leer más). Algunas de las drogas que han sido usadas para ayudar a los pacientes con cáncer que sufren de hipo son:

  • Baclofeno (Una de las drogas de mayor prescripción para este asunto)
  • Clorpromazina
  • Haloperidol
  • Nifedipina
  • Metoclopramida
  • Gabapentina

Muchos de estos fármacos tienen efectos secundarios adversos y pueden ser peligroso para ciertos pacientes. La Gabapentina en un medicamento anticonvulsivo cuya utilidad como paliativo del hipo se ha comprobado y que tiene pocos o no efectos secundarios o complicaciones para pacientes con cáncer.

En casos graves, se ha demostrado que los inhibidores de nervios frénicos h son extremadamente útiles y seguros. Los nervios frénicos son nervios que van desde la garganta hasta le diafragma. Se cree que la irritación de estos nervios es los que conlleva al hipo. Un inhibidor de nervios frénicos consiste en la inyección de Lidocaína (un medicamento anestésico) sobre los nervios fénicos en el área del cuello. Este procedimiento adormece los nervios y, en numerosas ocasiones, se ha demostrado entre los pacientes en etapas avanzadas de cáncer que detiene el hipo completamente y no tiene ningún efecto secundario. El procedimiento es relativamente simple y en casos graves o en casos donde el tratamiento con fármacos ha fallado puede ser una buena opción.

Flecha Chronic Hiccups Perro Hipo Flecha