English
Perro Hipo

El Hipo Animal

El hipo es una reacción involuntaria en la que el diafragma se contrae, empujando aire dentro de los pulmones y cerrando la epiglotis, causando el familiar sonido 'hip'. ¡Los humanos como tal no son los únicos que pueden tener hipo! De hecho, cualquier mamífero o cualquier animal con un diafragma puede presentar hipo.

Aves, anfibios, reptiles y muchos otros animales sin diafragma pueden exhibir un comportamiento similar al del hipo, mas ya que ellos cuentan con mecanismos respiratorios diferentes al diafragma no pueden tener hipo del mismo modo que los humanos y algunos otros animales lo tienen. Los anfibios tragan de forma similar al como sucede el hipo para mantener el agua fuera de sus pulmones. Hay hipótesis por ahí que afirman que el hipo humano es un remanente evolutivo del mecanismo de los anfibios para ingurgitar, heredado de nuestros muy distantes ancestros. Los fetos de mamíferos llevan a cabo un tragar similar a aquel de los anfibios antes de que sus sistemas respiratorios se desarrollen.

Todos los mamíferos pueden tener hipo pero no siempre es correcto decir que lo hacen. La palabra “hipo” es una onomatopeya –esta palabra es lo que es gracias al sonido ‘hip’ asociado con el fenómeno como tal. Cuando otros animales tienen hipo, no necesariamente se produce el mismo sonido. Por ejemplo, en los caballos, debido al sonido asociado el hipo es llamado ‘resuello’ y en los gatitos, el hipo a menudo es silencioso.



Los perros con hipo también resultan ser adorables.

Si tienes una mascota que padece de hipo con frecuencia, no es mucho lo que se puede hacer. Lo más importante es darse cuenta que, incluso cuando puede parecer que tu mascota esta experimentando cierto malestar, ellos están bien y muy seguramente el hipo pasará por si sólo. Si tu mascota padece de hipo muy frecuentemente, o tiene episodios de más de 30 minutos, o parece que se estuviera atorando o tosiendo a la vez que presenta hipo, probablemente es buena idea que lleves tu mascota al veterinario. Ocasionalmente se le recomendará a los preocupados dueños dosis apropiadas de mylanta gas, antiácido u otros medicamentos humanos que pueden tener un impacto positivo. Está altamente recomendado que no intentes ningún tratamiento por el estilo antes de consultar a tu veterinario. Lo más probable es que tu mascota esté absolutamente bien y darle a los animales medicamentos diseñados para humanos (o cualquier medicamento que no ha sido prescrito para ellos) puede tener serias consecuencias adversas. Habiendo dicho todo esto, lo que encontrarás a continuación ha sido sugerido para ayudar a curar el hipo de perros.

El Hipo en los Perros

El hipo es muy común en los perros –especialmente en los cachorros. Las investigaciones hechas sobre sus causas han sido pocas o ninguna, pero se cree comúnmente que el hipo del perro es causado por razones similares a las que lo causan en humanos. Las tres razones más comúnmente reportadas son comer muy rápido, demasiada emoción y los alimentos con alto contenido en granos. Los perros, especialmente los cachorros, con frecuencia pueden excitarse en demasía ya sea porque es hora de comer, jugar o porque hay alguien alrededor. Los perros pueden comer (o beber) excesivamente rápido, tragando aire en el proceso. El aire atrapado en el estómago puede ser la causa del hipo de perros. Asimismo, altos niveles de excitación conllevan a respiraciones rápidas y superficiales, y demasiados ladridos pueden irritar la garganta y el diafragma, éstas también son causas primarias del hipo de perros.

De lo que hay que estar más pendientes con un perro que tiene hipo es aquellas cosas que lucen igual, pero que no lo son. El estornudo revertido, por ejemplo, es una condición seria que se da cuando los perros respiran por su nariz en rápidos y descontrolados movimientos. Un perro que tose continuamente o uno que tiene hipo por extensos periodos de tiempo, son cosas que también deben ponerte en alerta; y ahora que ya hemos dicho y hecho, aunque es ciertamente más sencillo curarlos cuando los tienes, estas acciones, diseñadas para alterar la respiración de tu perro, podrían serte de ayuda:

  1. Si a tu perro le da hipo frecuentemente, puede ser algo en su comida que le está causando molestias. Asegúrate de estar alimentando a tu perro con comida de alta calidad que es baja en granos.
  2. Dale agua a tu perro. A menudo, estar el beber lo suficiente reduce el hipo del perro o los hace desaparecer.
  3. Ejercita a tu perro. Saca a tu perro a correr, juega haciéndolo recuperar o traerte objetos o hazlo participar en cualquier otra actividad de alta intensidad física. El cambio en la respiración y el ritmo cardiaco de tu perro puede que el hipo desaparezca.
  4. Alimenta a tu perro. Comer hará cambiar la respiración de tu perro temporalmente.
Flecha El Cáncer y el Hipo Hechos Divertidos Flecha